Negocios

Abrir y vender, llamado de nuevo inversionista a locales y bodegas de Justo & Bueno

Un nuevo llamado lanzó el inversionista que surgió recientemente como la opción de salvamento para la cadena de retail de hard discount Justo & Bueno (Mercadería SAS), luego de traspiés en el proceso.

Lobbing & Consulting pide a dueños de bodegas, proveedores de mercadería, arrendadores, prestadores de servicios de valor agregado y empleados, “abrir y vender” como la mejor opción para avanzar en la recuperación, mediante una carta en que además envió un mensaje de tranquilidad y confianza.

La liquidación fue ordenada por la Superintendencia de Sociedades luego de que no cumpliera con el plan de reorganización y el cubrimiento de las obligaciones generadas este año, por cuenta del incumplimiento del prometido salvamento por el fondo chino Joining Futures Capital International Limited, que se anunció como su nuevo dueño. Además, se ventiló la posibilidad de que los proveedores entraran a salvar la operación de la cadena.

Alfonso Giraldo Castro, directivo de Lobbing & Consulting y quien ha recalcado que su propuesta no es ningún “cuento chino”, informa que “se ha venido trabajando en diversas reuniones con los arrendadores, proveedores de mercaderías, y empleados – colaboradores de la compañía”.

Mediante estas reuniones, han conseguido acuerdos “que nos permiten avanzar de forma decidida en la reapertura del canal (supermercados), antes de que la mecánica procesal, propia de la actual situación legal, continúe avanzando en el tiempo y debilite aún más la situación de Justo & Bueno”, dice el empresario.

El llamado que lanza es a volver a abastecer las tiendas y proveerlas de mercadería, bajo la idea de “un nuevo comienzo”, según señala.

Esto con miras a salvaguardar los más de 6.000 empleos directos y 19.000 indirectos que tiene la cadena de retail de bajo costo, que se había convertido en el tercer jugador del sector con 18,2% del mercado en Colombia.

Según Giraldo, vienen trabajando en mecanismos de pago, contratos de proveeduría y consolidar acuerdos para dar “tranquilidad” a los dueños de locales, proveedores y empleados”.

En su mensaje, indica además que están “trabajando de la mano con los ya anunciados potenciales inversionistas, quienes, de manera silenciosa, dados los acuerdos de confidencialidad, adelantan los análisis a los modelos y escenarios de factibilidad, para que, en el momento procesal indicado, puedan presentar de nuestra mano, la inyección de capital y estabilización de la empresa”.

Hasta el momento no se ha precisado cuál será la inversión en esta nueva propuesta. Previamente, para el caso del fondo JF Capital, se reportó que esta opción – ya descartada y que nunca llegó – inyectaría alrededor de $2,4 billones para cubrir deudas y poner en marcha un plan de expansión a países como México, Ecuador y Argentina.

En contraste, Giraldo sostiene que están comprometidos con “mantener vivos los sueños de pequeños y medianos empresarios y con la posibilidad de volver a ver sonreír a miles de consumidores que encuentran en Justo & Bueno un mercado de calidad a precios justos, en una época tan difícil para la economía familiar de los hogares colombianos como la que vivimos actualmente”.

Si bien Lobbing & Consulting informa que muchos de los proveedores se han empezado a sumar a la iniciativa, la compañía insistió en que se necesita “que el mensaje de unión y la decisión de hacerlo, llegue a más empleados, proveedores de mercaderías, y dueños de locales, a fin de concretar esta reapertura para Mercaderías SAS- Justo & Bueno”.

El nuevo inversionista también envío una respuesta a los arrendatarios de locales que piden que les devuelvan sus locales, y argumenta que no está en posición de hacerlo.

El empresario Giraldo dice que entienden la desconfianza y que muchos arrendatarios “quieran simplemente que les devuelvan su local. Es más que comprensible porque los maltrataron, no los tuvieron en cuenta, pero la unidad de empresa y los empleos deben ser protegidos tal y como lo tutela la ley y, finalmente, nosotros no podemos destruir esa unidad empresarial, ni tampoco somos quienes podemos autorizar este tipo de solicitudes”.

Justo & Bueno, de Mercadería S.A.S., había entrado en reorganización en mayo del año pasado, por deudas que ascendían a $77.236 millones. En audiencia pública se socializó que la línea de supermercados presenta un déficit de caja de $135.000 millones al 30 de abril de 2022. El déficit se produce por gastos de administración de la reorganización: deudas a empleados y proveedores, entre otros, en la operación este año de 603 tiendas, de las 1.118 que estaban activas anteriormente.

El promotor designado para el proceso por la Superintendencia de Sociedades, William Parra, informó el pasado 28 de abril durante la audiencia que las deudas totales ascienden a $1,7 billones.

Publicado originalmente en Abrir y vender, llamado de nuevo inversionista a locales y bodegas de Justo & Bueno

Aaron Whitson

Aaron tiene más de 6 años de experiencia en la industria de las noticias en línea. Empezó como redactora de contenidos para varias organizaciones de noticias de todo el mundo, hasta que consiguió el puesto de editora en Investor Opinion. Lisa es licenciada en Ciencias Políticas.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba