Salud

Así son BA.4 y BA.5, las variantes supercontagiosas que dominarán España

La evolución de la pandemia del Covid-19 apuntaba a volverse residual de cara al verano de 2022. Sin embargo, este pronóstico se ha visto truncado al cumplirse uno de los condicionantes que los epidemiólogos ponían sobre la mesa a la hora de hacer sus predicciones: la aparición de nuevas variantes del SARS-CoV-2 capaces de escapar a la inmunidad natural o vacunal junto con una mayor transmisibilidad.

La llegada de los sublinajes de Omicrón BA.4 y BA.5 y su extensión por Europa ha puesto en alerta a las autoridades sanitarias, quienes han otorgado a estas variantes la capacidad de generar una nueva ola pandémica. Además, la prevalencia de la misma ya reina en algún país europeo, muestra de su potencial de transmisión.

En ese sentido, la semana pasada el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) apuntaba que las subvariantes de Ómicron BA.4 y BA.5 se convertirán en “dominantes” en toda la Unión Europea, lo que “probablemente dará lugar a un aumento de los casos de Covid-19 en las próximas semanas”.

El último informe del Centro de Coordinación y de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) indica que en España se está produciendo un avance de los linajes BA.4 y BA.5 de Ómicron, cuya prevalencia se fija entre el 5,4 y el 64,9 por ciento de los casos. De manera que en Galicia (64,9 por ciento) y Baleares (59,9 por ciento) ya registran una prevalencia de las nuevas variantes.

¿Qué característica tienen BA.4 y BA.5?

Las principales características que se conocen hasta el momento de estas dos versiones de Ómicron, BA.4 y BA.5, son que son más contagiosas, pero no causan que la enfermedad sea más grave. Sin embargo, sí que hay una peculiaridad en ambos linajes que puede provocar un aumento significativo de los contagios en las próximas semanas: aumentan la posibilidad de reinfectarse.

Desde el ECDC han precisado que la proliferación que están experimentando estas versiones de Ómicron se explica, especialmente, por “su capacidad para evadir la protección inmunitaria inducida por una infección o vacunación previa, especialmente si esta ha disminuido con el tiempo”.

En concreto, BA.4 y BA.5 contienen una mutación en los aminoácidos L452R, F486V y R493Q. Este es justo la parte de la proteína Spike del SARS-CoV-2 sobre la que actúan las vacunas covid y el motivo por el que se teme que tengan escape vacunal.

¿Hay cambios en los síntomas?

Las mutaciones genómicas de BA.4 y BA.5 respecto a sus predecesoras también se han traducido en un cambio de los síntomas y su duración. Según recoge el último informe de la salud pública francesa, la duración de los síntomas se ha reducido a cuatro días frente a los siete de Ómicron y se ha aumentado la probabilidad de perder el olfato y el gusto.
En concreto, el organismo sanitario dobla la probabilidad de presentar anosmia (pérdida de olfato) y ageusia (pérdida del gusto), junto con una mayor presencia de vómitos o diarreas que con la variante Ómicron original.

Aun así, los síntomas más frecuentes detectados son la fatiga o astenia, que afecta a un 75,7 por ciento de los positivos. Los siguientes más comunes son la tos y la fiebre, ambas con un 58,3 por ciento. Mientras que el dolor de cabeza se da en un 52,1 por ciento de los contagiados y la secreción nasal en un 50,7 por ciento de afectados. Hay otros síntomas habituales del coronavirus que también tienen una frecuencia de aparición algo mayor en los casos de BA.4 y BA.5 con respecto a BA.1 como son: dolor muscular, dolor de garganta, dificultad para respirar, disnea y vértigos.

Aunque los síntomas sean más prolongados y en algunos casos también más frecuentes, el informe precisa que eso no significa que se estén produciendo hospitalizaciones más graves. Un análisis que coincide con el realizado por el ECDC, quien apunta que “actualmente nada indica ningún cambio en la gravedad de los casos infectados con BA.4 o BA.5 en comparación con otros sublinajes de Omicron”.

¿Reinfección en personas infectadas por Ómicron?

Otra de las principales inquietudes es si la capacidad de escape inmunitario también atañe a la inmunidad natural generada por haber superado el covid. Uno de los primeros estudios sobre estas variantes, revisado por pares y publicado en la revista Nature, apunta a que tanto los vacunados como infectados por Ómicron no cuentan con los anticuerpos necesarios para repeler a BA.4 y BA.5.

Además, los investigadores del Biomedical Pioneering Innovation Center de la Universidad de Pekín (China) alertan de que las nuevas vacunas en desarrollo contra el Covid-19, adaptadas a la variante Ómicron BA.1, “pueden no lograr una protección de amplio espectro contra las nuevas variantes de Ómicron”. “Nuestros resultados indican que Ómicron puede evolucionar con mutaciones para evadir la inmunidad humoral provocada por la infección con BA.1″, añaden.

Ante esta situación, los investigadores concluyen que las variantes son más transmisibles y más resistentes a las vacunas, por lo que habrá más infecciones tanto en personas vacunadas y personas que ya han pasado la infección.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o
profesionales
sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por
periodistas.
Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un
profesional del
ámbito sanitario.

Publicado originalmente en Así son BA.4 y BA.5, las variantes supercontagiosas que dominarán España

Lisa Juley

Lisa ha sido colaboradora en varias editoriales de noticias online como freelance. Es un colaborador veterano con amplia experiencia en la cobertura de diversos temas, como la tecnología, la ciencia y la salud.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba