Salud

“Tenemos los ingredientes para hacer de España potencia mundial en salud”

La colaboración público-privada en sanidad “ha salvado vidas” durante la crisis provocada por el coronavirus. Una sanidad “sin apellidos” de la que España puede sentirse orgullosa por la respuesta que ha dado frente a la pandemia, pero que necesita seguir dando pasos hacia una mayor digitalización, esa “gran aliada” de la medicina tradicional.

Así lo considera Iñaki Peralta, consejero delegado de Sanitas y de Bupa Europe & LatinAmerica, quien, con su reflexión, se une al Especial Lecciones del Covid-19, un documento impulsado por Redacción Médica donde los principales actores de diferentes ámbitos de la sociedad analizan lo que ha supuesto esta pandemia desde su estallido en marzo de 2020.

¿Qué balance hace de la gestión de la pandemia del coronavirus Covid-19?

Nuestro sistema sanitario ha respondido al desafío de la pandemia. Pero a costa de una tensión, un esfuerzo y un cansancio mucho mayores de lo recomendable. No obstante, pasados ya casi dos años, creo que tenemos motivos para sentirnos orgullosos de la respuesta que el sistema sanitario español ha tenido frente a la pandemia. Tanto desde el punto de vista asistencial, como desde el punto de vista de la vacunación. Y, a pesar de ser uno de los primeros países en ser azotados de forma muy dura por la pandemia, creo que el esfuerzo y la coordinación han sido dignos de destacar.

Aunque no podemos caer en la complacencia porque, desgraciadamente, son muchos los conciudadanos que han fallecido por causa del Covid-19. Por lo que, por respeto a estas personas y a sus familias, hemos de seguir trabajando, mejorando, tomando nota de las lecciones para enfrentarnos cada vez mejor preparados y mejor dotados a desafíos como el que hemos vivido y aún vivimos.

¿Cuáles cree usted que han sido los puntos más fuertes de la sanidad española a la hora de hacer frente a la pandemia? ¿Y los débiles?

Hemos de revisitar la idea de que tenemos el mejor sistema de salud del mundo. Sin duda, el aspecto más positivo ha sido el esfuerzo y el compromiso de nuestros profesionales, a los que hay que dotar de recursos suficientes y hemos de hacerlo de forma conjunta. En este sentido, la inversión en innovación y seguir dando pasos en medicina digital nos va a permitir atender a más ciudadanos.

Ha funcionado de forma muy satisfactoria también la colaboración público-privada, que ha salvado vidas. Es fundamental que todo el sistema de salud siga trabajando de forma conjunta para robustecer los servicios de salud que ofrecemos a los ciudadanos. Existe la necesidad de reforzar la colaboración público-privada en nuestro país como mecanismo para hacer frente a los inmensos retos que nos deja la pandemia. La sanidad privada forma parte del sistema sanitario del país y somos necesarios para dar servicio a la población y para hacer frente a las reformas que necesitamos. Este trabajo conjunto se ha mostrado eficiente, nos permite llegar más y mejor a la ciudadanía.


“Sanitas pasó de realizar 300 videoconsultas al día a 5.000 durante el confinamiento”


Uno de los claros aspectos de mejora es la incorporación de herramientas digitales a la gestión de la salud. En Sanitas, gracias a que dimos acceso al servicio de videoconsulta a todos nuestros clientes, pudimos seguir prestándoles asistencia sanitaria a pesar del confinamiento. Debido a esto, pasamos de realizar una media de 300 videoconsultas al día a unas 5.000 diarias. Hoy, uno de cada tres pacientes optan por la consulta digital con nuestros médicos.

Es importante que la sanidad de pasos hacia una mayor digitalización. Las herramientas digitales han supuesto una ventaja fundamental a la hora de continuar atendiendo a los pacientes a pesar del confinamiento. La medicina digital se ha impuesto definitivamente durante la pandemia como gran aliada de la medicina tradicional. La medicina digital es una medicina más humana y más certera y permite dar pasos en el seguimiento y en el diagnóstico precoz de dolencias. Permite a los profesionales tomar decisiones con una información mucho más completa y además facilita al paciente el compromiso con el cuidado de su salud y también le aporta mucho más detalle de su estado. El uso de la videoconsulta ha de extenderse porque facilita el seguimiento médico de pacientes.

Otra de las debilidades de nuestro sistema que la pandemia ha sacado a la luz ha sido el escaso foco en la salud emocional de la población. Según un estudio realizado por Sanitas, un tercio de los españoles afirma que el año 2020 ha impactado de forma directa en su bienestar emocional. Estos datos, en un contexto en el que se da una baja respuesta a esta necesidad asistencial de la población, hacen necesaria la apuesta por una asistencia en salud emocional de la más alta calidad. Desde Sanitas queremos facilitar a los ciudadanos el cuidado del bienestar emocional, tan impactado a lo largo de estos meses, tanto el tratamiento como la prevención.

¿Queda España preparada para afrontar una nueva pandemia de cara al futuro?

Hemos aprendido mucho y, aunque hay muchas lecciones de las que tomar nota, podemos sentirnos orgullosos de procesos como el de la vacunación, por ejemplo, con el que hemos sido ejemplo para el mundo. Somos uno de los países con mayores niveles de vacunación Covid-19.

Asimismo, tenemos los ingredientes para hacer de España una primera potencia mundial en el sector salud. Somos el país más saludable del mundo: España encabeza la lista de las 169 naciones evaluadas por Bloomberg en su Índice Global de Salud de 2020. Además del estilo de vida y la alimentación, el acceso al sistema sanitario tiene mucho que ver. España es, además, uno de los países con mayor esperanza de vida del mundo.

La salud es uno de los sectores en crecimiento. Las oportunidades de la digitalización y la innovación terapéutica y tecnológica espolean este crecimiento. El sector salud ofrece oportunidades de I+D+i, crecimiento económico y transformación de tejido empresarial en nuestro país; es un sector que genera empleo estable. Además, la digitalización permitirá expandir nuestro mercado a otros países o continentes puesto que se eliminan las barreras espaciales o temporales.


“Otra de las debilidades de nuestro sistema que la pandemia ha sacado a la luz ha sido el escaso foco a la salud emocional de la población”


¿Qué aprendizaje personal le deja a usted la pandemia del Covid-19?

Ha sido una experiencia que me ha dejado muchas lecturas desde el punto de vista personal. Principalmente, me siento muy afortunado de que me haya tocado vivir la pandemia en una empresa como Sanitas que, desde el comienzo mismo de esta situación, se situó entre aquellos que querían sumar esfuerzos para contribuir a salvar vidas. He visto a mis compañeros trabajar como nunca, sin descanso, sintiendo que lo que hacían podía marcar la diferencia para personas con nombre y apellidos. Por supuesto a nuestros clientes, pero también a otros muchos ciudadanos que nos derivó la sanidad pública para colaborar en la gestión.

Siempre he pensado que nuestro trabajo es realmente apasionante, que cuidar del otro te llena y da sentido al madrugón de cada mañana, pero durante la pandemia esta sensación cobró una dimensión distinta. Además, he confirmado algo que intuía, pero que la pandemia me ha constatando. La colaboración nos hace mejores a todos, por eso, un aprendizaje personal es que es la sanidad sin apellidos, sin distinguir entre quién presta el servicio, que sólo se centra en cuidar del ciudadano, es la sanidad que quiero para mi país.


“La sanidad sin apellidos, sin distinguir entre quién presta el servicio, es la sanidad que quiero para mi país”


Otra lección, no menos importante, es la necesidad de contar con recursos suficientes y eficientes para hacer frente a cualquier posible contingencia. En marzo de 2020 fue la pandemia y ahora está siendo la crisis logística internacional. Por eso, contar con estocaje relevante de material médico, de protección, etc. es importante para estar preparados para cualquier eventualidad. No quiero decir contar con material para cubrir un año, eso no sería eficiente para nadie, pero dado que dependemos de otros para abastecernos, no podemos “vivir al día” en ese sentido.

Por último, me quedo con la importancia de trabajar en red, aprendiendo de lo que ocurre en otras geografías, compartiendo experiencias y soluciones. Sanitas pertenece a una empresa global como Bupa y ya a inicios de 2020 nuestros compañeros de lugares como Hong Kong nos estaban compartiendo lecciones aprendidas por ellos. Esto es algo que tratamos de aplicar en nuestro día a día en nuestro trabajo con los países de Bupa Europe & LatinAmerica, unidad de mercado de Bupa que tengo el orgullo de liderar. De este modo, conseguimos ser mejores en, por ejemplo, la gestión del Covid-19, pero también en la puesta en marcha de soluciones digitales, tan necesarias para acercar una medicina más humana a toda la población.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o
profesionales
sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por
periodistas.
Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un
profesional del
ámbito sanitario.

Publicado originalmente en "Tenemos los ingredientes para hacer de España potencia mundial en salud"

Lisa Juley

Lisa ha sido colaboradora en varias editoriales de noticias online como freelance. Es un colaborador veterano con amplia experiencia en la cobertura de diversos temas, como la tecnología, la ciencia y la salud.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba